Metanarrative(s)?

Reflexions sobre l´endegament artístic de narratives i sintaxis audiovisuals i multimèdia. Reflexiones sobre el papel del arte en el desarrollo de narrativas y sintaxis audiovisuales y multimedia. Reflections on the artistic direction of audiovisual and multimedia narratives and syntax.

17.9.04

DESIG VERSUS DESTÍ/ DESEO VERSUS DESTINO/ DESIRE VERSUS DESTINY

(Pots afegir els teus comentaris a peu de pàgina)
(Puedes añadir tus comentarios a pie de página)
(You can add your comments as footnotes)


Desig versus destí


Els plantejaments narratius tradicionals han posat l'èmfasi en la creativitat d'un autor-demiurg, sota el control del qual roman una història lineal, cohesionada i dirigida cap a la seva resolució efectiva.

Els experiments narratius (en literatura, cinema, però també en nous mitjans), han generat no obstant un traspàs de poders que s'ha fet realitat en diferents fronts: l'aposta per la ruptura de la linealitat, l'atomització espacial, i, molt especialment, la introducció de possibilitats de participació i modificació en l'obra per part del receptor han posat en qüestió el model i la unicitat de la creació així com de la pròpia autoria.

Sota aquesta perspectiva, el destí narratiu marcat per l'autoritat de l'anomenat "creador" s'ha pulveritzat per donar pas a la pràctica i expressió explícita dels desitjos dels seus receptors-interactors.

La creació narrativa digital obre les portes cap a una reconsideració dels rols en el procés de comunicació del(s) relat(s), la multiplicació d'un ventall de narracions sota l'eix d'un plantejament narratiu i, sobretot, les possibilitats de desenvolupament i intervenció tecnològica que permeten aquestes noves estructures.

La relació d’oposicions entre desig i destí s’articula així com una nova capacitat per participar de les simulacions narratives, d’introduir-s’hi i formar-ne part de manera activa (desig), desafiant l’esquema de funcionament segons el qual la ficció es trobaria completament regida i controlada en tot el seu procés de desenvolupament (destí): dos modes imaginatius sobre la narrativitat que articulen tota una branca d’anàlisi entorn de les (meta)narratives.



Deseo versus destino


Los planteamientos narrativos tradicionales han puesto el énfasis en la creatividad de un autor-demiurgo, bajo el control del cual permanece una historia lineal, cohesionada y dirigida hacia su resolución efectiva.

Los experimentos narrativos (en literatura, cine, pero también en nuevos medios), han generado no obstante un traspaso de poderes que se ha hecho realidad en distintos frentes: la apuesta por la ruptura de la linealidad, la atomización espacial, y, muy especialmente, la introducción de posibilidades de participación y modificación en la obra por parte del receptor han cuestionado el modelo y la unicidad de la creación así como de la propia autoría.

Bajo esta perspectiva, el destino narrativo marcado por la autoridad del llamado “creador” se ha pulverizado para dar paso a la práctica y expresión explícita de los deseos de sus receptores-interactores.

La creación narrativa digital abre las puertas hacia una reconsideración de los roles en el proceso de comunicación de (los) relato(s), la multiplicación de un abanico de narraciones bajo el eje de un planteamiento narrativo, y, sobretodo, las posibilidades de desarrollo e intervención tecnológica que permiten estas nuevas estructuras.

La relación de oposiciones entre deseo y destino se articula así como una nueva capacidad para participar de las simulaciones narrativas, introducirse y formar parte de ellas de manera activa (deseo), desafiando el esquema de funcionamiento según el cual la ficción se encontraría completamente regida y controlada en su proceso entero de desarrollo (destino): dos modelos imaginativos sobre la narratividad que articulan toda unan rama de análisis entorno a las (meta)narrativas.



Desire versus destiny


Traditional narrative approaches have emphasized the creativity of a godlike author, under whose control remains a linear, coherent story directs towards its effective resolution.

Narrative experiments (in literature, cinema, but also in new media), have nevertheless generated a power transfer that turns out to be real in different aspects: the bet on linearity breaking, the spatial atomisation, and, specially, the introduction of participation and modification possibilities in the artwork operated by the recipient has put into question the model and unity of both creation and authorship.

Under this perspective, the narrative destiny determined by the authority of the so-called “creator” has been pulverized in order to give way to the practice and explicit expression of the desire of its recipients-interactors.

The digital narrative creation welcomes reconsidering the roles in the process of communication of the story(ies), the multiplication of a range of stories under the axis of a narrative approach, and, above all, the possibilities of development and technological intervention allowing these new structures.

The relation of oppositions between desire and destiny is therefore formulated as a new ability to take part in the narrative simulations, to get involved and become actively part (desire), defying the conception which estimates fiction would be completely ruled and controlled throughout its development process (destiny): two imaginative models about narrativity drawn up as a whole branch of analysis around (meta)narratives.



8 Comments:

  • At 18 de septiembre de 2004, 10:15, Blogger @-_q@...oO( Ella escribió ) said…

    A ese aspecto comentado, más que deseo/destino, yo le llamaría generosidad/avaricia, hablaría de la generosidad del creador que es capaz de sugerir en lugar de imponer, que es capaz de, a través de su obra, dar la idea de crear, en lugar de fomentar un "público" dependiente de él y de su obra.

    En el creador generoso, lo importante es la idea que tiene que ir transmitiéndose a lo largo de la historia.

    En el señor ávaro que escribe, pinta, hace cosas... lo importante es o su fama o su cuenta corriente o ambas cosas.

    Edmond Jabés es un creador generoso que puede estar en los inicios de la metanarrativa en papel, el rizoma presentado con la inevitable linealidad del libro. Jabés suscita, constantemente, abre palabras, borra palabras, las lleva hasta los extremos, procura que su obra no se quede en el libro. No crea parásitos. Es un hombre grande que sembró y del que un día se conocerá su gran y bella cosecha.

    Existen multitudes de autores creadores de parásitos, no más, autores a los que no les interesa el más mínimo movimiento de neuronas en sus lectores...

    Matisse es un gran creador suscitador de idea... Esto se extiende sobre todas las formas de creación.

    ... y un niño se levanta y siempre encuentra a su mamá escribiendo... Salud.

     
  • At 19 de septiembre de 2004, 4:10, Blogger La oruga gritona said…

    La idea de la abolición del autor es más vieja que la web: las crónicas de Bustos Domeq, los cadáveres exquisitos, La noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska (para contar una masacre ocurrida en México, en 1968, Elena dispusó las trascripciones de cientos de entrevistas con los sobrevivientes, fragmentariamente, en una suerte de cantata siniestra que se lee con los ojos húmedos)...

    Sin embargo, estos experimentos, como algunos más recientes (la novela Q del grupo Luther Blissett) dan en su mayoría frutos flojos, apáticos, sin el tempo y la garra de las obras individuales. Los juegos de "termina el texto" son muestra de ello (y mejor no hablar de lo que los hijos de Tolkien y Hemingway hicieron con las obras inconclusas de sus padres).

    No creo, sin embargo, que una obra comunal, polifónica, no ofrecería resultados interesantes, y creo que es necesaria, pero no la veo como un desarrollo excluyente de la narrativa tradicional, en cuyo seno siempre se ha fermentado la idea de rebasarse y crear nuevas formas de contar y de motivar los reflejos del lector.

     
  • At 20 de septiembre de 2004, 10:30, Blogger Raquel Herrera said…

    El planteamiento de deseo y destino en relación a las narrativas digitales o (meta)narrativas no pretende menoscabar el interés de las llamadas narrativas tradicionales, ya que muchos autores no han dejado de hacernos notar la importancia de la figura del lector tradicional. Tenemos que considerar que la lectura no es un activo pasivo y carente de participación, sino un proceso de creación de sentido continuo y negociación permamente entre autor y lector (al escribir esto pienso en las reflexiones de Umberto Eco).

    En todo caso, lo que aportan las (meta)narrativas es la eliminación del carácter estrictamente vanguardista de tales creaciones, ya que, hasta cierto punto, las (meta)narrativas, serán "no lineales y potencialmente participativas" (=interactivas) o "no serán".

    Otra cuestión es la calidad de tales creaciones.
    Si tenemos en cuenta que los medios digitales se encuentran en un estadio bastante primitivo, y que, con el delirio tecnófilo, hay muchos autores precipitándose (o al menos así es como yo lo veo), muchas veces se comete el error de hacer obras interactivas, a toda costa, sin pensar en si la inferencia del lector/interactor va a ser lo bastante significativa.

    Pienso que para que el autor deje espacio de actuación a los lectores/interactores debe planear muy bien cómo va a estructurar esa liberta, no es un proceso sencillo de "dejar hacer". ¿Qué pensáis acerca de esto?

     
  • At 20 de septiembre de 2004, 22:01, Blogger dhan said…

    Interesante tema, ¿estamos preparados a salir de linealidad del relato con la que hemos crecido? Los nuevos medios desde luego dan mucho juego para romper y fragmentar la linealidad y no sólo recorrerla desde distintos nodos sino además de conseguir distintas interpretaciones según el camino recorrido.

    Al ver algunos experimentos de net.art veo que es todo muy embrionario y más dirigido al asombro del discurso que a la profundidad de la historia. Quizá el html y sus variantes dan para poco más. Nosotros hemos creado unas herramientas, llamadas "parsers", y fomentamos un tipo de literatura interactiva más basada en estos programas que necesitan correr desde un applet de java o bien desde el propio ordenador, pero en ellos el interactor tiene más dominio del relato y puede elegir la película que va construyendo. Os invito a los interesados a conocer lo que se llamó comercialmente "aventura conversacional" y que hoy es una herramienta de imaginar historias: http://caad.mine.nu

     
  • At 20 de septiembre de 2004, 22:16, Blogger @-_q@...oO( Ella escribió ) said…

    Hasta donde yo conozco, ni yo misma utilizo todas las posibilidades de la red por falta de conocimientos técnicos.

    Hace 5 años que tengo varios hipertextos, -técnicamente sencillos-, pero no obtienen la popularidad de, por ejemplo, los blogs. Eso ha provocado que me de bastante pereza (tremenda pereza) concebir metanarrativas. Tengo a medio desarrollar el "Ministerio Central de Cuentos", pero visto el éxito de lo anterior, es un proyecto que no tengo prisa en ir creando.

    En el blog en el que estoy trabajando ahora sólo estoy utilizando de lo "webspecific" la posibilidad de la retroalimentación inmediata.

    En mi opinión hay demasiado "viejo escritor" en la Red. De la lista Rhizome.org, que ofrece un panorama internacional bastante exhaustivo, tampoco obtengo resultados que me satisfagan.

    Uno de los links que ofrezco en mi blog sí se acerca bastante a lo que yo observo como "webspecific", y trabaja también con la palabra: http://pollen.100luz.com.ar/. Le pregunté al creador que por qué elige el inglés, y me respondió que para dar más territorio a su obra, lo cual también es un punto a reflexionar: me dijo que a veces encontraba páginas en húngaro y le daba rabia no poder comprender. Así llegamos a la cuestión: la metanarrativa en la red tenderá a elegir como idioma el inglés para alcanzar más territorio de comunicación?

    Muchos escritores que trabajan en la red no descartan la idea de publicar en papel, así que no "conciben" un escrito con característica rizomática o sinfónica y simplemente aguardan aquí, en "cantera", a que sean rescatados y salgan a una luz que yo observo "dudosa".

    En mi caso, he abandonado la idea y la ilusión de publicar en papel, permanezco a la espera de que se concrete un círculo de creadores hipertextuales de modo que no me aburra soberanamente gestionando obras que nadie lee. Confieso que me paraliza el tedio y el desinterés por este área, aunque confío al 100% en sus posibilidades y en su futuro.

    A esta última idea, Raquel, habría que añadirle el componente "económico". Yo no lo tengo en cuenta, a mí me interesa vitalmente la comunicación, pero quizá muchos autores descartan la idea de un escrito hipertextual porque ni adquirirían fama ni tampoco les sería rentable económicamente.

    La metanarrativa no es rentable económicamente, y hasta que no lo sea, tampoco creo que prospere.

     
  • At 23 de septiembre de 2004, 11:00, Blogger Raquel Herrera said…

    Efectivamente existe una cuestión importante entorno a la rentabilidad de las metanarrativas, pero que tiene dos aspectos distintos a analizar.

    Por un lado está el cómo las dificultades de rentabilización de las metanarrativas conectan con los problemas para rentabilizar la cultura digital en general (qué ocurre si las obras están directamente colgadas de la red, de qué viven los artistas, etc).

    Este problema requiere una reconsideración de los modos de ganancia económica para garantizarla a través de la cultura digital (como Richard Stallman, que defiende el software libre y en todo caso se gana la vida dando conferencias sobre el tema en las que sí es remunerado), y una profesionalización de las tareas relacionadas con tal cultura (los net artistas son artistas, los comisarios y periodistas digitales son trabajadores, etc).

    Por otro lado está el cómo las metanarrativas, especialmente en su faceta más genuinamente hipertextual, entroncan con la herencia del mundo editorial físico. Entonces este replanteamiento económico hay que centrarlo además en que ya no nos encontramos ante la distribución de un montón de ejemplares, los derechos de autor por compra en tiendas y grandes superfícies, etc... realmente es una cuestión complicada. Algunos autores están optando por combinar la versión en papel de su obra con una versión en línea protegida por licencias como Creative Commons.

    Y ni que decir del hecho de que la mayoría de los hipertextos son anglosajones... ¿cómo se enfrentará un traductor a un proyecto de tal envergadura?

     
  • At 24 de septiembre de 2004, 10:33, Blogger @-_q@...oO( Ella escribió ) said…

    (... se echa de menos una sección de enlaces en la que Metanarrativas aporte lo que conoce y los navegantes aportemos también nuestras sugerencias...)

     
  • At 23 de enero de 2005, 21:14, Blogger karry said…

    Realmente es muy dificil escapar de la linealidad narrativa, por no decir y casi afirmaría que casi imposible. Todos los casos que conozco, sobre todo cinematográficos de ruptura, como la mítica Pulp Fiction, Memento, 21 Gramos, Irreversible... Si no analizamos en profundidad es igual de lineal el resultado final, simplemente que hemos necesitado un pequeño esfuerzo en montar el rompecabezas, pero acaba siendo lineal todas las historias. La propia vida nos hace revivir, buscar y querer esa linealidad, nacemos-vivimo-morimos, mañana-tarde-noche, cuando algo no es lineal (no en la forma sino en el fondo) nos provoca conflico, confusión, e incluso desesperación. Creo que podemos modificar las formas, pero cambiar la estructura mental es imposible.

    Cambiando radicalmente de tema, sobre el problema de dinero y publicaciones, creo que en futuro no muy lejano, hay que bajar pretensiones, la música ya ha empezado, los músicos vivirán más de sus conciertos (experiencia insustituible)que por la venta de CD, y los escritores de dar conferencias, televisión...etc que de sus libros. Cada vez más será más dificil vivir específicamente, como pasa (y ha pasado) con muchísimos artitas. ¿Bueno o malo? mi opinión es bueno, se desmercantiliza la creación, y realmente cuando se quiera hacer algo, se hará con un esfuerzo de tiempo y económico con otros medios, y donde la dedicación será totalmente plena, y donde se acercará más a la utopía de la "creación pura". Y no veremos artistas de la índole que sea más pendiente de las cuentas y del dólar que de esforzarse, y vivir de rentas en muchas ocasiones. Además permite una elección del público a la carta, mínimo, escaso, mayoritario, de masas, o sin público.

     

Publicar un comentario

<< Home